Nuestro entorno

Estamos situados en un enclave privilegiado como es la Comarca de El Bierzo, conocida por su gastronomía y su exuberante naturaleza.

Ocero es un pequeño pueblecito rural ubicado a los pies de los Ancares, a una altura sobre el nivel del mar de unos 900 metros, lo que hace que su temperatura y clima sean excepcionales.

Contamos con innumerables rutas de senderismo y trekking próximas a las instalaciones: Las Médulas, El Valle del Silencio, Los Ancares, El Mirador Del Bierzo...

Lugares que no puedes perderte:

- El Picón: El mirador del bierzo

Haciendo camino desde el mismo Ocero, entre bosques de castaños centenarios azotados y quebrados por las tormentas de nieve, pinos, robustos robles, cerezos salvajes y madroños centenarios, en un paseo que dura cincuenta minutos podemos disfrutar de una de las mejores vistas de la zona.

- Los Ancares

Son innumerables las rutas que se pueden realizar. Subiendo desde Burbia, o cresteando desde el Alto de Ancares, accediendo a los picos más emblemáticos de Ancares como Peña Piñeira, Cuiña, Mustellar, Cuerno Maldito, Tres Obispos...

Imposible ver todo en un fin de semana si queremos deleitarnos además con Burbia, Campo del Agua, las pallozas de Piornedo metidos ya en Galicia, volviendo a Balouta, valles y ríos jugueteando entre ellos.

- Valle de Forniella

Es el valle de origen glaciar producido por el río Cúa. Se encuentra dentro de la Reserva Nacional de la Sierra de Ancares, limítrofe con los concejos asturianos de Ibias y Degaña. El río Cúa recorre el valle de norte a sur, alojado entre montañas que alcanzan los 2.000 metros.
También podemos hacer un recorrido por montes que rondan o apenas superan los 1.900 metros de altura: Bubia, Teso Mular, Botete, Tabillón o Mollaneo.
Si partimos de Fabero podemos recorrer pequeños pueblos tremendamente acogedores hasta llegar a Guímara, lugar en donde termina la carretera, y desde donde podemos apreciar las vistas espectaculares del valle. Para llegar allí, tenemos que pasar obligatoriamente por los castros de Chano, importantes yacimientos arqueológicos prerromanos.

- El Bierzo Alto

Es una amplia zona en donde podemos disfrutar de innumerables y atractivos paseos. Es la entrada a La Laciana, región tan increíblemente atractiva como desconocida, siendo el paso a la estación de esquí de Leitariegos, en la frontera con Asturias. Se encuentra caracterizada por la presencia de dos símbolos naturales: El Río Sil y la Sierra de Gistredo. Si partimos de la población principal, Bembibre, podemos acercarnos a un pueblecito pintoresco: Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, tan complejo en el nombre y tan sencillo en sus quehaceres y típicas construcciones.

En las montañas nos encontramos con abundantes manantiales naturales y en donde los romanos también dejaron castros en Robledo de las Traviesas y de Noceda.

La siguiente zona que podemos visitar, son los Montes Aquilanos, detrás de Ponferrada. Pero antes de irnos a visitar la zona que se ve detrás de Ponferrada, es recomendable hacer una visita rápida por la Capital del Bierzo.

- Ponferrada

Es necesaria una visita por la parte antigua de la ciudad: El Castillo de los Templarios, La calle del Reloj, El Ayuntamiento y su plaza, El Convento de las Concepcionistas, la Real Carcel... Son algunos de los monumentos más visitados.

- Montes Aquilanos

Se pueden hacer dos recorridos diferentes: El que nos lleva a la estación de Esquí del Morredero, cuyas paradas obligadas son Molinaseca con sus calles empedradas y llenas de lugares para degustar las tapas y comidas típicas bercianas, y haciendo deferentes paradas en Lombillo, Villar de los Barrios, Salas de los Barrios, desviándonos a Compludo para volver a la ruta fijada, y pasar por Cristobal de Valdueza y Bouzas. Comprobaréis que cada uno tiene algo que os llegará al corazón.
La segunda ruta es más espectacular si cabe: El Valle del Silencio. Visita obligada por varias razones, los pueblecitos de San Pedro de Montes y Peñalba de Santiago y la visita a la cueva de San Genadio, cuyo recorrido a través del riachuelo y los bosques, es inolvidable.

- Las Médulas

Desde Ocero, hay que hacer una parada en el Palacio de Canedo, y acceder a la carretera LE- 536 a través de la A-6 o la antigua N-6, dirección a Médulas.

No voy a caer en el error de intentar motivar a nadie desde aquí para conocer Las Médulas, pues se motivan por sí solas. Diré nada más que es una visita obligada, y no solamente por su importancia histórica.

- El Valle del Valcarce y la Peña del Seo

Podríamos dividir la zona en tres partes: El Valle de Balboa con el pueblo como su principal atracción por sus constantes manifestaciones culturales y por haber sido escenario por los enfrentamientos medievales entre leoneses y gallegos.

Desde Balboa se parte a uno de los pueblos de la zona más emblemáticos: Cantexeira. En ambos lugares se puede visitar unas pallozas que no dejan indiferentes a nadie.

Al otro lado del río Valcarce se encuentra la Peña del Seo, de no muy elevada altura pero rico en wolframita mineral muy importante para la fabricación de armamento. Igualmente se puede ver restos de un hórreo en Barjas.

Y siguiendo el río Selmo, nos encontramos con restos de numerosas Ferrerías, actividad que se desarrolló entre los siglos XIX y XX.

Está claro que hay mucho más que ver en esta preciosa Comarca, aquí resumimos algunas de las más famosas y visitadas.